El planificador o agenda perpetua más bonita que verás esta temporada!

Bueno, pues ya de vueltas de las vacaciones, relajados, tranquilos, energéticos y con mil propósitos para este curso que empieza.

No sé vosotros@s, pero yo me hago más propósitos ahora al empezar Septiembre que en el inicio del año. Vengo del Verano tan recuperada que sólo tengo ganas de ordenar, planificar, crear… Lo que hace el no tener horarios, rutinas y obligaciones, que estamos deseando recuperarlas, ja, ja…

Ahora, por diferentes motivos, tanto personales como profesionales, estoy en un momento de mi vida de crecimiento personal, de intentar ser mi mejor versión.

Y uno de los objetivos que me he marcado para este nuevo curso es el de ser más organizada y intentar ir con más calma. Cuando he planificado con antelación los objetivos de la semana  o del mes, tanto en casa como en la marca, he conseguido llegar a más cosas que como lo hago normalmente, que al final sólo es correr como pollo sin cabeza para todos lados 😉 .

Así que hoy os enseño este planificador de vida que lo mismo me va a servir para controlar los menús semanales y el ejercicio que voy haciendo como para hacer un presupuesto mensual de gastos e intentar ahorrar más.

Además os dejo las páginas interiores para que os las podáis descargar y seáis unas cracks de la planificación como yo, ja, ja…

Estos son los materiales que necesitáis:

-3 cartones duros para tapas

-Papeles decorados de 30,5 x 30,5 para forrar las tapas, el lomo

-Unas anillas tipo archivador o un espiral para encuadernar

-Una goma elástica de unos 5o cm

Empezamos recortando dos cartones para las tapas de 17×23 cm y otro para el lomo de 3×23 cm.

Cortamos las piezas con el papel decorado, dos de 16 x 26 cm para portada y contraportada y una pieza de 9 x 26 cm para la parte del lomo.

Forramos las tapas, juntando las piezas una al lado de otra como veis en la foto (las fijamos con cinta de doble cara para que no se nos muevan al pegar luego los cartones) y pegamos los cartones encima con pegamento líquido fuerte.

Como siempre, recortamos las esquinas en ángulo, dejando unos 3 mm de margen para poder doblar y que queden las esquinas pulidas.

Pegamos primero los laterales y luego arriba y abajo. Pasamos la plegadera por encima de todo lo que vayamos pegando para que quede bien plano.

Ahora sería el momento de forrar esta tapa con plástico adhesivo del que se usa para forrar los libros. Yo no lo voy a hacer porque es más complicado de fotografiar pero, vamos, que no tiene complicación con los forros que hay ahora en el mercado.

Seguimos, pegando una pieza de papel estampado de 24 x 22,5 cm en  en la parte interior Izquierda y pasamos la plegadera por la parte central, por donde se va a doblar.

En la parte de loa Derecha, pegamos una pieza de papel estampado de 14,5 x 22,5 cm, sólo por arriba, abajo ya la derecha, formando un bolsillo en el que colocaremos el bloc interior del planificador.

Ya tenemos lista la estructura exterior que protegerá el planificador en sí. Al final forré el otro modelo, el del papel estampado con motivos de Gym con forro del de los libros y queda así de bien.

Forramos ahora las tapas del bloc interior, dos cartones de 21 x 15,5 cm con dos papeles estampados de 24 x 18,5 cm.

Recortamos las esquinas en ángulo, dejando unos 3 mm de margen, pegamos los laterales y luego arriba y abajo. Pasamos la plegadera por encima para que quede bien plano.

Seguimos, pegando unas piezas de papel estampado de 20 x 15 cm en  en la parte interior.

Imprimimos las hojas interiores (podéis descargarlas aquí) y las cortamos por la mitad para que nos queden hojas de 21 x 14,8 cm.

Ahora tenemos varias opciones: colocar una pieza para encuadernar con anillas (en este post del archivador de troqueles os enseñaba a ponerla y podéis comprarla aquí) o bien encuadernar con Espiral o Wiro.

Yo lo he hecho con la Cinch, la máquina de encuadernar de la marca We R Memory Keepers pero, las que no la tengáis, podéis llevarlo a la papelería o a la copistería que uséis normalmente y os lo encuadernan allí.

Luego sólo tenéis que introducir la contraportada del bloc interior en el bolsillo de la estructura exterior del planificador.

Os aconsejo que los cartones para hacer las tapas del Bloc interior no sean muy gruesos porque yo usé controlado de 1 mm y es un pelín demasiado grueso, me ha costado meterlo dentro del bolsillo, más fino mejor.

Para hacer el cierre, hacemos unos taladros con el agujero grande de la Crop-a-Dile en la tapa delantera, a 1,5 cm desde arriba y 2,5 cm desde el lado derecho superior. Después hacemos otro agujero a 1 cm del primero.

Ponemos unos eyelets u ojetes pequeños, pillando la goma a la vez que apretamos el eyelet. Fijamos el de la Izquierda, medimos que la goma quede tirante por delante y ponemos el del lado.

Para el otro modelo he puestoo más eyelets a modo decorativo, la goma sólo pasa por detrás en una de las tiradas de goma. También queda chulo así con más tiras de elástico.

Pegamos una pieza de las de sujetar bolígrafos encima del bolsillo en el interior del planner.

Y ya lo tendríamos… podéis dejarlo así más liso o decorar la tapa del Bloc. Como queda protegido por la estructura exterior, nos permite más decoración tridimensional y queda a salvo de roces y manchas.

Yo he optado por  decorar esta portada ya que va a quedar protegida por la estructura exterior.

Recortamos un papel estampado del tamaño de este marco de madera que tengo en la Tienda Online. Lo pegamos por la parte de atrás.

Rellenamos el marco con las lentejuelas que queramos, en mi caso estas letras transparentes. Pegamos encima un trozo de acetato transparente del mismo tamaño y sobre este un papel estampado con la forma del marco.

Ahora le pegamos algunos de los die cuts que coordinan con la colección, sobre el marco, con adhesivo líquido y cuadradillos de foam para dar volumen donde nos interese.

Pegamos también enamel dots para completar el volumen.

Un planificador bonito, práctico, completo y además muy cuqui que será la envidia de todo el que lo vea, ja, ja… 😉 .

Ya sabéis, podéis descargar las páginas interiores del planificador haciendo click aquí y aquí debajo os dejo los materiales que he usado para montar el planificador, con los enlaces a la tienda Online para comprarlos, por si os animáis a hacerlo.

1.Cartón duro para tapas  2.Anillas para agenda A5  3.Pack de papel de 30×30 cm Ready  4.Pack de Die Cuts de la colección Ready  5.Eyelets Multicolor de 8 mm  6.Enamel Dots en color pastel  7.Marco de madera tipo Polaroid  8.Pieza para sujetar bolígrafo en el lateral de una libreta o agenda

Espero que os haya gustado mucho este tutorial paso a paso y desde cero para hacer un planificador de vida perpetuo muy práctico y muy, muy cuco. ¿ Que os ha parecido? ¿Os animáis a planificaros mejor y buscar vuestra mejor versión? ¿Me lo contáis en los comentarios?

4

2 Comentarios

  1. Elisenda 3 octubre, 2019

    Hola!!! Me encanta y yo me estoy animando a hacerlo. Pero si imprimo el relleno a doble cara me sale una cara bien y la otra del revés. Como lo puedo hacer para que las dos caras me salgan del derecho? Muchas gracias

    Responder
    • Maria 3 octubre, 2019

      Hola Elisenda,

      pues tienes que mirar en los ajustes de tu impresora, que te imprima como
      si fuera en espejo en lugar de volteando lam página.

      Saludos

      Maria comas

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *